Chavela Vargas

Aprovechando que hoy sería el 94º cumpleaños de Chavela Vargas (Chavela Vargas), tal y como nos recuerda Google en el Doodle de hoy, vamos a hablar de esta grande entre las grandes que hace menos de un año que nos dejó esta costarricense universal y mexicana de adopción.

Conocida popularmente como La dama del poncho rojo, debido a uno de sus álbumes y a su peculiar vestimenta a la hora de interpretar sus temas en sus actuaciones en directo, o La Chamana, como ella misma decía, Chamana, “orgullosamente Chamana”.

Doodle de Chavela Vargas

Doodle de Chavela Vargas

Si nos acercamos a su descomunal discografía sufriremos de vértigo, ya que se mantuvo activa desde 1942 hasta el año 2012, toda una vida dedicada a la música y a regalarnos su voz quebrada y sus desgarros sonoros. A nosotros nos gusta, particularmente, los discos de su última etapa con su voz madura, rota por los avatares de la vida, el alcoholismo del pasado y la propia edad (Chavela Vargas – Por Mi Culpa! o Chavela Vargas – La Luna Grande. Homenaje de Chavela Vargas a Federico García Lorca). Sus directos son insuperables (Chavela Vargas – En Concierto, Chavela Vargas – en Carnegie Hall o Chavela Vargas – Live At Carnegie Hall) y sus recopilatorios, que es la mejor forma de acercarse a su inmenso legado, (Chavela Vargas – Las 30 grandes de Chavela Vargas o Chavela Vargas – Chavela Vargas 30 Exitos).

Apareció en varias BSO, como la de Babel (Various Artists – Babel – Music From And Inspired By The Motion Picture), del mexicano Alejandro González Iñárritu, con el tema Tú me acostumbraste, o en algunas de Pedro Almodóvar (Various Artists – Temas de Películas de Almodóvar) como Carne trémula con Somos (Chavela Vargas – Somos), La flor de mi secreto con En el último trago (Chavela Vargas – En el Último Trago) o Kika con Luz de luna (Chavela Vargas – Luz De Luna), aunque todo el mundo la recordará por la versión de Luz Casal (Luz Casal) de su Piensa en mí (Luz – Piensa En Mi) en Tacones Lejanos.

Quedarnos con un sólo tema de Doña Chavela, es imposible, pero su Macorina y su sensualidad desbocada es uno de nuestros predilectos, en todas sus versiones, pero en los directos era algo expectacular, como prueba el vídeo que acompaña a esta entrada.

La Sra. Vargas no murió, ella siempre estará viva en nuestros corazones.

Por último os dejamos con el enlace a la lista de reproducción Chavela Vargas y esperamos vuestros comentarios.

Deje un comentario